Audiología SENA (Neuroestimulación Auditiva)

 

Los estudios auditivos miden sólo lo que somos capaces de oír, pero eso no es suficiente. Lo importante es cómo llega la información auditiva al cerebro para su procesamiento y transformación en significado.

No hablamos de sordera o cantidad de audición, sino de calidad de audición.

Una baja calidad dificulta la correcta adquisición del lenguaje, el desarrollo de la lectoescritura, del oído musical, del aprendizaje de lenguas extranjeras y la capacidad de atención y memoria.